La dentición es un proceso natural que marca un hito importante en el desarrollo del bebé. Es la etapa en la que los dientes comienzan a salir a través de las encías, lo que puede generar molestias e incomodidad en el pequeño.

¿Cuándo comienza la dentición?

La dentición del bebé suele comenzar entre los 6 y 8 meses de edad, aunque puede variar de un bebé a otro. Algunos bebés pueden empezar a tener dientes a los 4 meses, mientras que otros salen al año o más.

¿Cuáles son los síntomas de la dentición?

Algunos bebés experimentan síntomas leves, mientras que otros pueden tener más molestias.

  1. Babeo excesivo: La saliva ayuda a proteger las encías inflamadas y a eliminar las bacterias. Es importante limpiar la baba del bebé con frecuencia para evitar irritaciones en la piel.
  2. Irritabilidad: El dolor de las encías puede hacer que el bebé esté más irritable de lo normal. Es importante ser paciente y comprensivo con el bebé durante este tiempo.
  3. Problemas para dormir: El dolor puede dificultar que el bebé se duerma o se mantenga dormido. Puedes crear una rutina de sueño relajante para el niño y probar a darle un baño caliente antes de acostarse.
  4. Pérdida de apetito: El dolor de las encías puede hacer que el bebé no quiera comer. Puedes ofrecerle alimentos blandos y fríos que sean fáciles de masticar.
  5. Sarpullido en la barbilla: El babeo excesivo puede causar un sarpullido en la barbilla del bebé. Es importante mantener la barbilla del bebé limpia y seca para evitar irritaciones.
  6. Hinchazón de las encías: Las encías del bebé pueden estar rojas, hinchadas y sensibles al tacto.
  7. Mordedura: El bebé puede morder objetos o sus dedos para aliviar el dolor de las encías.
  8. Fiebre leve: Algunos bebés pueden tener fiebre leve durante la dentición.

¿Cómo aliviar la dentición del bebé?

La Asociación Española de Pediatría (AEP) ofrece recomendaciones específicas sobre los remedios caseros para aliviar la dentición del bebé, avaladas por evidencia científica. A continuación, se resumen las opciones más comunes:

  1. Mordedores: Los mordedores de silicona o goma, previamente refrigerados (no congelados), ayudan a aliviar el dolor al presionar las encías En nuestro catálogo tenemos de varias formas.
  2. Masaje de las encías: Frotar suavemente las encías del bebé con un dedo limpio o una gasa húmeda puede calmar el dolor y la irritación.
  3. Alimentos fríos: Ofrecer al bebé alimentos blandos y fríos, como frutas o yogur, puede aliviar temporalmente el dolor.

Remedios caseros desaconsejados por la AEP:

  1. Anillos de dentición con líquido: Existe riesgo de rotura y fuga del líquido, lo que puede ocasionar atragantamiento o intoxicación.
  2. Collares de ámbar o de otras piedras: No se ha demostrado su eficacia y existe riesgo de asfixia por estrangulamiento o por la ingesta de pequeñas piezas.
  3. Geles o pastillas anestésicas: Pueden provocar quemaduras en la boca o adormecer la garganta, dificultando la deglución.
  4. Alcohol o remedios homeopáticos: No hay evidencia científica que respalde su eficacia y pueden ser contraproducentes.

Medicamentos para aliviar la dentición

El uso de medicamentos para aliviar los síntomas de la dentición siempre debe estar prescritos por tu pediatra de referencia. Evita la automedicación y consulta antes de ofrecer ningún medicamento a tu bebé

Los medicamentos más habituales son el paracetamol y el ibuprofeno, que pueden ayudar a aliviar el dolor de la dentición.

Recomendaciones adicionales:

  1. Evitar el uso de chupetes o biberones con azúcar: Puede aumentar el riesgo de caries dental.
  2. Mantener una buena higiene bucal: Limpiar las encías del bebé con una gasa suave y agua después de cada comida.
  3. Consultar al pediatra: Si el bebé presenta fiebre alta, vómitos, diarrea o irritación persistente de las encías, es importante consultar al pediatra para descartar otras causas.

Consejos para prevenir la irritación de la piel causada por la dentición:

  1. Mantén la barbilla del bebé limpia y seca: Cambia el babero con frecuencia y limpia su barbilla con un paño suave.
  2. Aplica una crema hidratante en la barbilla del bebé: Esto ayudará a proteger la piel de la irritación.
  3. Evita usar toallitas húmedas perfumadas o con alcohol: Estas toallitas pueden irritar la piel del bebé.
  4. Viste al bebé con ropa holgada y transpirable: Esto ayudará a que la piel del niño se mantenga fresca y seca.

La dentición es un proceso natural que suele durar varios meses. Con un poco de paciencia y algunos remedios caseros, puedes ayudar a aliviar las molestias de tu bebé. Recuerda que es importante consultar con tu pediatra si tienes alguna pregunta o inquietud sobre la dentición del bebé.