El cambio de hora es una realidad a la que todos nos enfrentamos dos veces al año, y si tienes un bebé en casa, te daremos consejos prácticos para afrontar el cambio de hora con éxito y evitar que le afecte al sueño para asegurar que tu bebé siga teniendo un buen descanso.

¿Cómo afecta el cambio de hora a los bebés?

Los bebés tienen una rutina diaria muy marcada, y cualquier cambio en su entorno puede afectarles, incluido el cambio de hora. Cuando los relojes se adelantan o se retrasan una hora, puede desequilibrar su reloj biológico interno y causarles molestias temporales. 

Algunos bebés pueden adaptarse con más facilidad, mientras que otros pueden necesitar un poco de tiempo para hacerlo. Estos son las principales molestias que suelen afectarles: 

  • Alteraciones en la alimentación: El cambio de hora puede alterar la hora a la que tu bebé suele comer, lo que puede llevar a cierta confusión, frustración, o inapetencia.

  • Problemas para dormir: Uno de los mayores desafíos es el impacto en el sueño. Los bebés pueden tener dificultades para conciliar el sueño o despertarse más temprano de lo habitual.

  • Cambios en el estado de ánimo: Al igual que los adultos, los bebés pueden experimentar cambios en su estado de ánimo debido al cambio en su rutina.

Ahora que sabemos cómo puede afectar el cambio de hora a los bebés, aquí hay algunos consejos para hacer que la transición sea más suave para toda la familia.

Consejos para afrontar el cambio de hora y cómo afecta al sueño de los bebés

  • Ajusta gradualmente la rutina: Una semana antes del cambio de hora, comienza a ajustar la rutina de tu bebé en incrementos de 15 minutos. Esto ayudará a su cuerpo a adaptarse de manera más gradual al nuevo horario.

  • Exposición a la luz natural: La luz natural es un poderoso regulador del ritmo circadiano. Durante el día, asegúrate de que tu bebé esté expuesto a la luz natural, y durante la noche, mantén la habitación lo más oscura posible para favorecer el sueño.

  • Sigue una rutina constante: Los bebés prosperan con la rutina, así que procura mantener una diaria consistente. Esto incluye horarios de comidas, baños y horas de sueño.

  • Sé paciente: Entiende que tu bebé puede necesitar tiempo para adaptarse al nuevo horario. No te frustres si las cosas no vuelven a la normalidad de inmediato.

  • No alteres la hora de dormir: Intenta no cambiar la hora de dormir de tu bebé en exceso. Mantén el mismo horario que tenías antes del cambio de hora en la medida de lo posible.

  • Utiliza técnicas de relajación: Si tu bebé tiene dificultades para conciliar el sueño debido al cambio de hora, puedes utilizar técnicas de relajación como masajes suaves o música tranquila para ayudarte a dormir mejor.

Cómo cuidar el sueño de tu bebé durante el cambio de hora

El sueño de tu bebé es fundamental para su desarrollo y bienestar, por lo que es importante mantenerlo incluso durante el cambio de hora. Aquí tienes algunos consejos adicionales para cuidar el sueño de tu bebé durante esta transición:

  1. Antes de la hora de dormir, crea una rutina relajante que incluya baño, lectura de cuentos o canciones suaves. Esto ayudará a que tu bebé se sienta tranquilo y preparado para dormir.

  2. Crea un ambiente de sueño adecuado: Asegúrate de que la habitación de tu bebé esté a una temperatura cómoda y que la cuna sea segura y confortable. Utiliza ropa de cama suave y mantén el entorno libre de peligros.

  3. Evita actividades estimulantes antes de la hora de dormir, como juegos ruidosos o pantallas electrónicas, que pueden dificultar que tu bebé se relaje.

  4. Responde a las necesidades de tu bebé: Si tu bebé se despierta durante la noche, trata de responder a sus necesidades de manera calmada y amorosa. Esto ayudará a que vuelva a dormirse más fácilmente.
    Puedes emplear un peluche como objeto de compañía para que el sueño sea más relajante.

  5. A pesar del cambio de hora, trata de mantener la consistencia en la rutina de sueño de tu bebé. Esto le dará seguridad y ayudará a que se adapte más rápidamente.

Recuerda cuidar de tu propio bienestar

Finalmente, no olvides cuidar de tu propio bienestar durante esta transición. El cambio de hora también puede afectar la rutina de los padres, así que asegúrate de descansar cuando puedas y pedir ayuda si la necesitas. Un bebé bien descansado es un bebé feliz, y una madre descansada también.


El cambio de hora puede ser un desafío para las familias con bebés, pero con paciencia y planificación, puedes minimizar los efectos en la rutina y el sueño de tu pequeño. Sigue una rutina constante, crea un ambiente de sueño adecuado y recuerda cuidar de tu propio bienestar. Con estos consejos, podrás afrontar el cambio de hora de manera exitosa y mantener a tu bebé feliz y descansado.