Tu bebé se convierte en todo un experto probando alimentos nuevos. Es el momento de instaurar unos buenos hábitos alimentarios. Además, es posible que ya se ponga de pie y quiera empezar a dar pequeños pasitos.

 

Cómo es el desarrollo de un bebé de 9 meses

Los niños de nueve meses se encuentran en un momento evolutivo de muchos cambios. Persiste la ansiedad por separación porque son conscientes de que, aunque no puedan ver a mamá y a papá, siguen estando, y les echan de menos en su ausencia, generando tristeza o angustia.

 

Este proceso genera mucha preocupación a los padres, que ven cómo su bebé no acepta estar lejos de ellos; sin embargo, se trata de algo bueno que marca un avance en el pensamiento del niño.

Así que procura consolar y tranquilizar a tu hijo para que se sienta seguro.

 

Indicadores del desarrollo

La forma en que el niño juega, aprende y actúa, es una información importante de cómo se está desarrollando.

Los indicadores del desarrollo son hitos que la mayoría de los niños de una misma edad son capaces de hacer, sin embargo, que tu hijo no consiga algunos de estos hitos, no significa que haya un problema.

 

-  A los 9 meses, el bebé es capaz de mostrar sus emociones a través de las expresiones faciales y se ríe y aplaude cuando algo le hace gracia.

-  Empieza a emitir diferentes sonidos repetitivos y levanta los brazos para que lo alcen.

-  Cuando los objetos se caen, los busca y le encanta golpear un objeto con otro.

-  El bebé de 9 meses se convierte en un pequeño explorador.

-  Se sienta sin ayuda y manipula los objetos pasándoselos de una mano a la otra.

- Se desplaza ya sea gateando, arrastrándose o de pie, buscando apoyos en los que agarrarse.

 

Habilidades sociales

El bebé de 9 meses cada vez se vuelve más sociable interactuando con las personas del entorno, aunque se muestre tímido ante personas extrañas y quiera estar cerca de mamá y papá.

El temperamento del bebé está bastante definido, sin embargo, las experiencias influirán en su carácter.

 

¿Cómo puedes ayudar a tu bebé de 9 meses?

Cuando interactúas con tu bebé, le estás ayudando en su desarrollo cerebral.

-  Aprovecha los momentos de juego y diversión para repetir los sonidos que haga tu peque y dile palabras nuevas para que intente imitar los sonidos.

-  Coloca los juguetes a cierta distancia de donde se encuentre el bebé, y anímale a que gatee o se deslice para alcanzarlos.

-  Juega al cucú- tras, pon canciones que puedas representar con signos y movimientos para que tu bebé quiera imitarte.

-  Léele cuentos, es probable que le guste siempre el mismo cuento; no importa.

-  Permite que tu bebé tenga lugares seguros de explorar; para ello, retira cualquier objeto que pueda resultar peligroso y pon en práctica todas las medidas de seguridad para evitar accidentes: tapar enchufes, poner topes en las esquinas y las puertas, poner en alto cualquier producto de la limpieza que pudiera estar a su alcance…

-  Habla con tu bebé y pon nombre a todos los objetos que mire o toque. De esta manera se irá familiarizando con el vocabulario.

-  Mantén unos horarios y rutinas de sueño, alimentación y juego.

 

Alimentación del bebé de 9 meses

A los 9 meses, el niño ya ha probado muchos grupos y variedad de alimentos, de manera que su dieta es cada vez más diversificada.

Algunos empiezan a hacer la cena o el desayuno, de manera que se amplía el número de comidas diarias.

Es conveniente recordar que, hasta el año, la leche sigue siendo el alimento principal del bebé, de manera que la comida no debe sustituir las tomas de leche, sino complementarlas.

Se agudiza la motricidad fina y el peque empieza a desarrollar la pinza, de manera que es capaz de coger pequeños trozos de alimento con el dedo pulgar e índice.

Si has estado ofreciendo triturados a tu peque, ahora es buen momento para hacer la transición a los alimentos sólidos, y que vaya ejercitando la masticación y el manejo de los trozos.

Ofrece alimentos seguros para tu bebé, evitando aquellos que supongan un riesgo de atragantamiento.

Recuerda que el bebé come según sus señales de hambre y saciedad, por lo que no le obligues a comer más cuando esté lleno.

 

Ritmo intestinal

A medida que se va diversificando la dieta del niño, la consistencia de las heces cambia y algunos peques se estriñen. Suele ser transitorio, pero si persiste, consulta con el pediatra.

Mantén bien hidratado al bebé a través de la leche y ofreciendo agua en las comidas, bien con un vaso común o con una taza de aprendizaje.

Asegura también, una buena ingesta de fibra a través de las frutas, las verduras y las legumbres.

 

Hábitos de alimentación

Los niños aprenden a comer en función de lo que ven hacer en casa.

Por lo que, si te preocupa que tu peque coma sano y variado, lo primero que debes revisar es la alimentación que lleváis los padres.

Cuando se ofrece comida saludable, el niño tiene la capacidad y libertad de elegir los alimentos que quiere comer, dentro de esa oferta.

Para ello, asegúrate de tener alimentos saludables en la despensa y de planificar un menú variado y equilibrado para toda la familia.

El ejemplo es la mejor manera de educar a los bebés y niños en la adquisición de buenos hábitos de alimentación.

Estos hábitos, que se inician en el momento que el bebé empieza la alimentación complementaria, siguen ampliándose y consolidándose a lo largo de toda la infancia.

 

El desarrollo de un bebé de 9 meses experimenta grandes avances e hitos y por ello es tan importante continuar estimulándolo y acompañándolo en el aprendizaje. La alimentación sigue diversificándose y es buen momento de instaurar buenos hábitos en el hogar para que el bebé aprenda por imitación y adquiera una relación sana con la comida.