6 actividades para amenizar los viajes largos con niños pequeños

Viajar con niños pequeños puede ser un desafío, especialmente cuando se trata de viajes largos en coche, tren o avión. Sin embargo, con un poco de planificación y creatividad, estos trayectos pueden transformarse en oportunidades de diversión y aprendizaje para los más pequeños. Aquí te presentamos seis actividades para amenizar los viajes largos que mantendrán a tus hijos entretenidos y felices durante todo el viaje.

1. Juegos de Observación

El Juego del «Veo, Veo”

El clásico juego del «Veo, Veo» es una excelente actividad para mantener a los niños atentos a su entorno. Este juego no solo es divertido, sino que también ayuda a desarrollar la capacidad de observación y el vocabulario de los niños. Un jugador dice «Veo, veo» y el otro responde «¿Qué ves?». El primero debe responder con una descripción que comience con «Algo que empieza por…» y decir la primera letra del objeto que ha visto o el color. Los demás deberán adivinar de qué se trata.

 

Bingo de Viaje

El bingo de viaje es otra actividad fantástica para un viaje largo. Antes del viaje, puedes preparar tarjetas de bingo con imágenes de cosas que los niños puedan ver durante el trayecto, como coches de distintos colores, señales de tráfico, animales, y más. A medida que los niños vean estos objetos, pueden marcar las casillas correspondientes. El primero en completar una fila o columna gana.

2. Canciones y Cuentos

Canciones Infantiles

Las canciones infantiles no solo entretienen durante el trayecto, sino que también pueden ser una herramienta educativa. Puedes preparar una lista de reproducción con las canciones favoritas de tus hijos y cantar juntos y mantener el buen ánimo durante el viaje.

Audiolibros y Cuentos

Los audiolibros y cuentos son otra opción para los viajes largos que triunfan entre los más pequeños. Existen numerosos audiolibros y podcasts diseñados especialmente para niños, que narran cuentos y fábulas con voces atractivas y efectos sonoros. Algunos clásicos pueden mantener la atención de los peques durante un buen rato.

  1. Juguetes y Manualidades Portátiles

Juguetes Magnéticos

Los juguetes magnéticos son ideales para los viajes, ya que las piezas se adhieren y es menos probable que se pierdan en el coche o el avión. Juegos como los tableros magnéticos de dibujo, los rompecabezas magnéticos o los kits de construcción magnética son opciones excelentes que mantienen a los niños entretenidos y fomentan su creatividad.

Kits de Manualidades

Llevar un pequeño kit de manualidades también puede ser una gran idea. Estos kits pueden incluir pegatinas, papel de colores, lápices de colores y algunas tijeras de punta redonda. Crear tarjetas, dibujos o incluso pequeñas figuras de papel puede mantener a los niños ocupados y estimular su imaginación.

4. Adivinanzas y Juegos de Palabras

Adivinanzas Clásicas

Las adivinanzas son una forma divertida de pasar el tiempo y estimular el pensamiento crítico de los niños. Puedes preparar una lista de adivinanzas antes del viaje y plantearlas a los niños.

Juegos de Palabras

Juegos de palabras como el «Teléfono Descompuesto» o «Palabras Encadenadas» son perfectos para los viajes. En «Teléfono Descompuesto», una persona susurra una frase al oído de otra, y esta debe susurrar lo que ha entendido al siguiente, y así sucesivamente hasta que llegue al último participante, quien debe decir en voz alta lo que ha entendido, generando muchas risas. En «Palabras Encadenadas», cada jugador debe decir una palabra que comience con la última sílaba de la palabra anterior, como «coche» y “chocolate».

  1. Aplicaciones Educativas y Juegos Digitales

Aplicaciones Educativas

En la era digital, las aplicaciones educativas pueden ser una herramienta valiosa para mantener a los niños ocupados durante los viajes. Existen numerosas aplicaciones diseñadas para niños pequeños que combinan aprendizaje y diversión.

Juegos de Vídeo Portátiles

Si estás dispuesto a permitir un poco de tiempo frente a la pantalla, las tablets pueden ser una buena opción. Juegos que sean adecuados para la edad de tus hijos y que no requieran conexión a internet son los mejores. También un juguete que imita al conductor, como un volante interactivo y musical, pueden entretener al niño a la vez que comparte su experiencia en la conducción.

6. Actividades Sensoriales y de Relajación

Bolsas Sensoriales

Las bolsas sensoriales pueden proporcionar una experiencia táctil interesante para los niños. Puedes hacer una bolsa sensorial casera con una bolsa de plástico sellable, gel de pelo, y pequeños juguetes o figuras de plástico dentro. Los niños pueden manipular la bolsa y explorar sus texturas y contenidos, lo que puede ser muy calmante.

Técnicas de Relajación

Durante los viajes largos, es importante incluir momentos de calma. Enseñar a los niños algunas técnicas de respiración profunda o hacer ejercicios de estiramiento puede ayudar a mantenerlos relajados. También puedes hacer ejercicios de visualización guiada, como imaginar un lugar tranquilo y describirlo juntos.

Viajar con niños pequeños no tiene por qué ser una experiencia estresante. Con un poco de planificación y una variedad de actividades para mantenerlos entretenidos, los viajes largos pueden convertirse en momentos de diversión y aprendizaje. Desde juegos de observación y canciones hasta aplicaciones educativas y técnicas de relajación, hay muchas maneras de mantener a los niños ocupados y felices en la carretera o en el aire. Así que, la próxima vez que planees un viaje largo, asegúrate de llevar contigo estas actividades y disfruta del trayecto tanto como el destino. ¡Buen viaje!